LOS DATOS DE JULIO PRESAGIABAN LAS SUBAS

Tras el incremento del precio de la hacienda y su traslado a los mostradores de las carnicerías, el recorte en la oferta de bovinos imprimirá una tendencia alcista a las cotizaciones. La entidad presentó los datos preliminares de faena de julio. En ese mes, la industria procesó 1,28 millones de cabezas, un 6,3% menos con respecto al mes previo. Los datos oficiales permitieron visualizar que al 1° de agosto, el stock de animales reportados por los feedlots fue de 1,9 millones de cabezas, unos 115.000 animales menos que los informados un mes atrás. El otro dato a tener en cuenta es el índice de reposición: por cada vacuno que ingresó, salieron 0,82. Este número confirma que el período de vaciamiento comenzó y, si bien puede provocar una mayor oferta de hacienda en el corto plazo, la realidad es que el nivel de existencias en los corrales es igual o menor con respecto a 2022. “Sin oferta adicional proveniente de los corrales como hemos visto en los meses previos y con una intención ya muy firme de retención por parte del criador, ingresaremos indefectiblemente en una fase de retracción de la oferta ganadera”.

Scroll al inicio