ALQUILERES MAS BAJOS, PERO IGUAL ALTOS

La Bolsa de Cereales de Córdoba publicó su primera estimación de arrendamientos agrícolas para la campaña 2023/24, que refleja una baja tanto en quintales de soja como en dólares, constituyéndose en un nuevo costo –como el de los fertilizantes– que se reduce y puede significar un impulso favorable para los productores, luego de los daños que sufrieron por la sequía. Según la entidad mediterránea, los arrendamientos se posicionan para esta campaña a un valor promedio, para toda la provincia, de 11,5 quintales de soja por hectárea, medio quintal por debajo de la campaña 2022/23. No obstante, constituye una buena noticia a medias para los productores: la foto no oculta la película y el valor actual sería el segundo más alto de las últimas 12 campañas. En este marco, considerando la fijación del precio promedio de la soja a cosecha, se estima que el costo del arrendamiento para la nueva campaña sería de U$S 384 por hectárea, con una cotización de la soja en la posición mayo 2024 de U$S 33,45. “De esta manera, el costo de arrendamiento promedio disminuiría un 29% respecto a la campaña previa”, resumió la Bolsa cordobesa.

ESTUDIO DE AGRIMENSURA BUFFARINI Y ASCOCIADOS
Scroll al inicio